jueves, 20 de abril de 2017

En cualquier momento, en cualquier lugar


Para torturar a tu esclavo solo se necesita ingenio y voluntad.
Objetos creados para usos corrientes pueden cumplir funciones muy útiles al momento de ejercer nuestro sadismo.
Cuando no contamos con juguetes diseñados para prácticas sadomasoquistas, bastará que revisemos que elementos tenemos a mano, sin descartar a ninguno, y hagamos funcionar la imaginación.
Es bueno que los sumisos sientan que podemos sorprenderlos en cualquier momento y en cualquier lugar; que no es indispensable la mazmorra y el cuero para ejercer nuestro poder de hacerlos sufrir y gozar.
Señor Germán


3 comentarios:

  1. La creatividad es un gran valor que no se tiene demasiado en cuenta hoy en día. No me extraña que tu sumiso esté tan contento contigo, y no es el único porque te he cogido mucho cariño.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Christian, también siento por ti mucha simpatía, y valoro tu amplitud de criterios y falta de prejuicios, indispensables para aceptarme con los gustos un poco extremos que tengo y pongo en práctica.
    Abrazo y besos

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente, por eso hay algo por ahí que se llama "bricosado". Muy buena foto!

    ResponderEliminar