jueves, 24 de noviembre de 2016

Todos los amaneceres, duro

Como todos los amaneceres te despiertas duro.
No importa si has descansado como un perro fiel a los pies de la cama de tu Amo.
No importa si te ha follado hasta dejarte el culo abierto y ardido.
No importa si la has pasado en vela entumecido por las ataduras y medio sofocado por la mordaza.
Siempre te amaneces duro.
Esa puta mente tuya no te deja descansar ni cuando duermes.
Siempre soñando, consciente como inconsciente en tu destino de siervo, en cuanto lo gozas y en cuanto me haces gozar.
Señor Germán

2 comentarios:

  1. Siempre digo que hablamos más con nuestras acciones que con las palabras y el mensaje que te manda tu siervo todos los amaneceres no deja lugar a dudas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto. Y puedo decirte que como Amo me tomo muy en serio observar e interpretar las señales tácitas que me envia mi siervo. También él es muy observador y atento, bueno es que son años.
      Besos

      Eliminar