domingo, 23 de octubre de 2016

Me gustan con bolas


Me gustan los sumisos con bolas.
Se interpreta que son viriles, valientes y dispuestos a llegar a las últimas consecuencias.
Así es, pero quiero también que me interpreten en el sentido más literal.
Me gustan con bolas porque sus bolas son muy sensibles, son vulnerables y los machitos tienen pánico de perderlas.
Mi trabajo es sencillo y placentero cuando tengo esas bolas en mis manos y compruebo que tan cierto es todo los que anteriormente expuse.
Señor Germán

3 comentarios:

  1. Es innegable que son un símbolo de virilidad muy potente, por eso no puedo evitar decepcionarme cuando el chico de turno está bien armado pero luego de viril y valiente tiene más bien poco. Disfruta de tu sumiso que vale mucho (y tú también).

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te decepciona toma represalias, aprovecha esas bolas grandes y sacúdele un sopapo; y no te sorprendas que le guste y te pida otro y se agache para abrirse las nalgas. Jaja.
      Beso

      Eliminar
  2. He pasado tanto tiempo de rodillas ante las bolas colgantes de mis Alfas que ni una eternidad me resultaría suficiente para lamerlas, besarlas y adorarlas.

    ResponderEliminar