lunes, 26 de septiembre de 2016

Bien educado

Hace unos años fui propietario de un perro al que bastaba decirle: 
- Ringo trae tu correa!, para que él mismo corriera contento a buscarla y traerla lo más rápido posible esperando que su Amo lo sacara a dar una vuelta.
- Qué perro tan bien educado! me decían los amigos.
Me pregunto si diran lo mismo cuando ahora le ordeno a mi esclavo que me alcance el látigo.
El me responde también con rapidez, y ya desnudo y predispuesto lo trae esperando que su Amo lo marque.
Señor Germán


2 comentarios:

  1. Soy más de gatos pero te entiendo bien, he tenido varios y si los coges cuando aún son bebés puedes hacer que se habitúen a ti sin perder su esencia felina. A uno de mis gatos le gustaba subirse a mi hombro y se quedaba ahí como si fuera un loro y una de mis gatas se puso de parto y como en ese momento estaba en clase no se le ocurrió otra cosa que meterse en mi armario, rodeada de mi ropa, para dar a luz.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Gatos, perros, caballos, por hablar de los más comunes, los que más participan de su cotidianidad con nosotros los animales humanos tienen comportamientos de los que tendríamos que aprender. Siempre me ha hecho mucho bien la "comunicación" con ellos.
    Los gatos por ejemplo hacen un uso tan sensual de su cuerpo, que los envidio.
    Besos

    ResponderEliminar