lunes, 15 de agosto de 2016

Sujeta bolas

Con una percha para faldas que le pidas prestada a tu mujer, y una cuerda lo suficientemente larga, puedes improvisar un práctico sujeta bolas.
Se que es difícil no tentarse, pero contrólate a la hora de golpear a esos cojones servidos en bandeja.
No los desbarates a patadas; se sutil sin dejar de ser sádico.
Con la escuadra escolar de tu niño puedes jugar a la catapulta; o con las gomitas elásticas a la honda.
Al poco rato se pondrán de rojo oscuro, virando a un púrpura muy atractivo.
Ah! ya me olvidaba, rocíalas con un perfume o una bebida que tenga alta graduación alcohólica, y después me cuentas.
Señor Germán

2 comentarios:

  1. Tengo una duda, según tengo entendido la piel de los testículos es muy fina, ¿no es conveniente tener mucho cuidado con esa zona y no pasarse? Personalmente es una zona que me gusta mucho, me encanta acariciarlos, palparlos, lamerlos y abarcarlos con la boca. Me ha llamado mucho la atención que se pueda hacer algo así con una percha y unas cuerdas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Christian, lo que tenemos que cuidar mucho aquí es el contenido y no tanto el continente. La bolsa se puede irritar y hasta lastimar y eso resultará muy molesto, pero se recupera fácilmente. En cambio con los testículos propiamente dichos hay que extremar el cuidado. Los golpes sin ser brutales son muy dolorosos, y aunque algunos videos muestren castigos muy severos es probableme que allí haya mucha puesta en escena. La bolsa testicular es bastante elástica y se la puede estirar, pero no de golpe, con tiempo y paciencia se consiguen buenos resultados.
    Un abrazo
    Germán

    ResponderEliminar