martes, 12 de julio de 2016

Ducha fría

Su piel arde, su aliento agitado quema, le metí un dedo en el culo y comprobé que su interior en llamas lo muerde y abrasa.
Antes que convulsione le daré una ducha fría para bajarle la temperatura.
Luego seguiré, volveré a remontar su excitación hasta que supere un poco más este grado de calentura, recién entonces lo haré estallar.
Señor Germán

No hay comentarios:

Publicar un comentario