martes, 26 de julio de 2016

Dedicado a un esclavo ajeno

A ti que no eres mi esclavo: te arrancaría con los dientes el piercing con el que te adorna tu Amo.
Bebería tu jugo salado y cálido para enrojecer mi boca; y después te regalaría todo el semen que estas haciendo hervir en mis pelotas.
Señor Germán

5 comentarios:

  1. Cuanto morbo encerrado en tan pocas palabras... ¡Impresionante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vieras como se me hace agua la boca y despierta el morbo caníbal ver unos pezoncitos erectos adornados con un aro!
      Germán

      Eliminar
  2. Me hierven dos volcanes en el pecho leyendo esto. Ahora ¿Cómo apago los cráteres si tengo incendiado todo el cuerpo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que nos separa un océano, sino ya estaría allí dispuesto como bombero voluntario. :)
      Germán

      Eliminar
  3. No se yo eh si es muy bonito eso de arrancar símbolos de pertenencia de otros eh. Por lo demás si a mas de uno le babearía el rabo con esto jeje

    ResponderEliminar