domingo, 19 de junio de 2016

Temeroso

A ti, que quieres ser mi esclavo pero por ahora solo eres un sumiso temeroso del dolor.
Con mucha paciencia y severidad, te trabajaré cuerpo y mente, hasta conseguir que te arrastres a mis pies, rogándome por más dolor.
Señor Germán

No hay comentarios:

Publicar un comentario