sábado, 4 de junio de 2016

Cuerpo a cuerpo

Ningún instrumento, ningún accesorio.
Sin cuerdas, sin mordazas, sin pinzas, sin látigos.
Solo su cuerpo desnudo para causar todo el dolor y el placer animal que quisiera sobre mi cuerpo también desnudo.
Teníamos todo el tiempo que durara la noche.
Sin apuro ni urgencias, ahogando los gritos, los quejidos, dominando los estremecimientos hasta escuchar su permiso, susurrado al oído, permitiendo que mi cuerpo estalle.
ayax{SG}

1 comentario:

  1. Tu piel sobre mi piel, sin signos ni alfabetos, es el lenguaje que mejor entiendo estando a tu lado.

    ResponderEliminar