martes, 10 de mayo de 2016

Mi sufrimiento

Errados los que creen que solo sufre el esclavo.
Como Amo, me impongo el control que me impide dejarme llevar por el instinto; instinto puramente animal que me exige calmar el ansia, hambre que me pide desgarrarle la carne, devorarlo.
Batalla interna que vivo en cada sesión buscando no dañarlo de forma irreparable, y que me origina el dolor del instinto insatisfecho; mi sufrimiento.
Señor Germán

2 comentarios:

  1. afortunado el esclavo que abdica de todo por entregarse a su amo y a quien, porque ha abdicado de todo, sabe que junto a su amo ya nada puede serle quitado ni disminuído. cuanto más grande es mi deseo más aumenta mi devoradora sed.

    ResponderEliminar