lunes, 11 de abril de 2016

El collar

No tenía palabras para describir cómo me sentía volviendo a llevar el collar de Nathaniel.
Como mucho podía comparar la situación con un rompecabezas al que por fin habíamos puesto la última pieza.
Sí, era cierto que durante las últimas semanas Nathaniel y yo habíamos vivido como amantes, pero los dos nos sentíamos incompletos.
Cuando me volvió a poner el collar y me reclamó de nuevo, yo encontré lo que me faltaba.
Era extraño incluso para mí, pero por fin sentía que volvía a ser suyo.
Tara Sue Me

2 comentarios:

  1. Qué belleza de texto y fotografía. Hay una línea que distingue "deseo" y "necesidad", el primero es algo que "me gustaría" ver cunplido pero que no necesito. En cambio, una necesidad es algo sin lo cual no puedo vivir porque me sentiría incompleto. Entiendo muy bien el valor de ese collar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esclavos del deseo, necesitados de un Amo, útiles cuando le servimos, satélites del Astro, creo que eso es lo somos javi.
      Besos

      Eliminar