martes, 8 de marzo de 2016

Criadillas

Para chuparse los dedos.
Las criadillas tienen que estar fileteadas, por lo tanto tendremos que cortarlas con un buen filo.
Luego se salpimentan al gusto, se espolvorean con perejil y se bañan con un jugo de ajos machacados.
Se asan en una plancha con un poco de aceite.
Se pueden acompañar con patatas fritas o con un buen trozo de pan tibio.
Aseguro que las de toro son deliciosas; y me tienta la fantasía de saborear unas criadillas de hombre joven, fuerte y macho de treinta y pocos años.
Señor Germán

No hay comentarios:

Publicar un comentario