lunes, 4 de enero de 2016

Preocupaciones del Dueño de un animal masoquista

Siendo, como yo mismo me considero, Dueño de un perro masoquista preocupado por darle gustos a su animal de compañía, agudizo mi ingenio buscando nuevas y más eficaces formas de torturarlo.
El de la fotografía no es invento mío, pero porque no copiar sugerencias de otros cuando las considero buenas y con posibilidades de aplicarlas.
Estas bolas y esta verga tensas a un paso del desgarro, se inflaman de sangre y activan todos sus nervios sensibles.
Quedan en una condición ideal para sacudir a fustazos, regar con cera caliente, tratar con descargas de picana, y azotar con mano dura,
Yo prefiero, en estas circunstancias,  no amordazar al perro.
Observar hasta que punto puede resistir sin quejarse, y también permitirle la descarga del grito.
Mi gran satisfacción es verlo acabar con un orgasmo doloroso.
Señor Germán

1 comentario:

  1. Buenas noches, Me encantaría enlazar tu blog con el mio ya que ambos son de la misma temática. Creo que es una cosa por lo tanto que puede beneficiarnos a ambos porque tenemos lectores comunes. El blog es www.dominusjaime.blogspot.com y te dejo mi correo por si te apetece la idea dominusjaime@gmail.com Ah y por cierto Feliz año! Un abrazo D. Jaime

    ResponderEliminar