miércoles, 13 de enero de 2016

Canibalismo sexual

Los animales sociales tienen abundantes comportamientos vinculativos que evitan o minimizan los conflictos, con fuertes inhibiciones de ataque, muerte y canibalismo.
Por algo viven en sociedad.
 Los animales solitarios, en cambio, deben variar brutalmente sus hábitos para posibilitar la unión sexual.
El sexo puede ser dinamita pura si estos bichos además son poderosos carniceros provistos de garras, dientes y veneno.
Súmenle a éstos un factor de desesperación –si no es ahora no tengo ninguna posibilidad- y ya estamos redondeando un marco ideal para el canibalismo sexual.
Fernando G. Costa

No hay comentarios:

Publicar un comentario