martes, 15 de diciembre de 2015

Cráter

Dado de sí, ardiendo, empapado de jugos propios y leche ajena.
Así de preparado me gusta el ojete de un puto anónimo, para sentir con mi puño el calor que conserva el cráter de ese volcán recién erupcionado.
Señor Germán

No hay comentarios:

Publicar un comentario