sábado, 19 de diciembre de 2015

Arder

 ¡Tantas veces se ha dicho: arderás en el infierno!
Terrible y eterna condena para los pecadores que no se arrepienten de su ignominia.
Las prácticas a las que me somete mi Dueño son ignominias para muchos que nos censuran.
Si es eso cierto no estoy dispuesto al arrepentimiento, porque desespero esperando cada sesión de esas catalogadas como ignimiosas en las que arde mi piel, mis músculos, mis huesos y esa cosa indefinible para mí a la que podría llamar ser.
ayax{SG}

No hay comentarios:

Publicar un comentario