lunes, 26 de septiembre de 2016

Bien educado

Hace unos años fui propietario de un perro al que bastaba decirle: 
- Ringo trae tu correa!, para que él mismo corriera contento a buscarla y traerla lo más rápido posible esperando que su Amo lo sacara a dar una vuelta.
- Qué perro tan bien educado! me decían los amigos.
Me pregunto si diran lo mismo cuando ahora le ordeno a mi esclavo que me alcance el látigo.
El me responde también con rapidez, y ya desnudo y predispuesto lo trae esperando que su Amo lo marque.
Señor Germán


miércoles, 21 de septiembre de 2016

Dulce y punzante

Es la castidad una tortura dulce y punzante; que permanente te recuerda cuanto tienes de caliente y de sumiso.
ayax{SG}

domingo, 18 de septiembre de 2016

Le va la vida


Cuando estoy acabando eso es lo único importante en el mundo.
La zorra que se beberá mi leche tiene que succionar sin detenerse, como si le fuera la vida en eso.
Y en parte es verdad, porque si falla le taparé la nariz y le hundiré la verga al fondo de la garganta, hasta verla agonizar.
Señor Germán

miércoles, 14 de septiembre de 2016

La dicha de la esclavitud

Hay placer en el control y en el dominio sobre otro, y este placer no puede ser sino erógeno.
¿Acaso el movimiento del penetrador y la pasividad del penetrado, los movimientos de embestidas y retiradas, uno abajo otro arriba, no constituyen nuestra experiencia más directa con el poder?
¿O habremos sido culturalmente formados en las coordenadas erógenas del amo y del esclavo?
En Occidente se ha valorizado el placer en el ejercicio del poder, en cambio el placer en la pérdida del poder y del control es degradante e inadmisible.
Sin embargo, aunque inaceptable, hay un placer en la total entrega a otro.
Susana Bercovich "La dicha en la esclavitud"

sábado, 10 de septiembre de 2016

Para que sirven las joyas

Soy dueño de una joya; nadie me convencerá que las joyas están para ser guardadas y cuidadas en una caja fuerte.
Usaré esta joya hasta gastarla, y hasta agotarme yo por el abuso.
Es el privilegio del dueño, y es el destino y fin de una joya.
Señor Germán

miércoles, 7 de septiembre de 2016

¡Qué nada me proteja de ti!

Sinceramente quiero ser tu esclavo; quiero que tu poder sobre mí esté consagrado por la ley, que mi vida esté entre tus manos, que nada me proteja o me defienda contra ti.
¡Qué placer cuando sepa que dependo de tu capricho, de tu gesto, de tus gustos!
¡Qué delicia, si alguna vez permites al esclavo besar los labios de los que depende su decreto de vida o de muerte!
Leopold Von Sacher-Masoch

sábado, 3 de septiembre de 2016

El elogio del látigo


La mortificación del cuerpo, cubierto o desnudo siempre ha implicado un acto ritual de castigo, devoción, libertinaje e incluso, en alguna época llegó a ser una medida terapéutica para devolver la razón.
Este escenario de dolor voluntario y dosificado ha ejercido sobre algunos el irresistible torrente de la excitación previa a la consumación de un placer prohibido y, en otros casos, ha conducido a hombres y mujeres al arrobamiento extático de la santidad.
Nikaus Largier

jueves, 1 de septiembre de 2016

Sweet Home


En tus correrías por el mundo seguramente tendrás la oportunidad de probar novedades que te proporcionarán emociones fuertes.
Pero al volver a casa, a retomar el control de sus propiedades, tendrás que reconocer que el hogar tiene encantos irreemplazables.
¡Hogar, dulce hogar!
Señor Germán

lunes, 29 de agosto de 2016

Fe ciega


Eres el débil, el dependiente, el necesitado.
Me precisas.
Te has entregado para que te conduzca porque te soy indispensable.

Te has convencido que me tienes fe ciega porque te lo exijo.
Yo no te lo exijo, eres tú el quién necesita de esa fe.
Eres tú el que ha elegido la venda.
Yo te la ajustaré, te ayudaré a disipar cualquier duda.
Ahora que me has dado el poder lo haré.
Por las buenas o por las malas,
Señor Germán

viernes, 26 de agosto de 2016

No podía escapar

Se situó tras el hombre y miró por encima de su cabeza.
Realmente era hermoso, todo líneas largas y músculos fuertes.
Le acarició el trasero con el más ligero de los toques.
El hombre se arqueó apartándose, un quejido escapó de sus labios.
Lo acarició con más firmeza.
El hombre se arqueó de nuevo.
Entonces se preguntó por qué se apartaría cuando no podía ir a ningún sitio.
Estaba esposado al suelo.
No podía escapar.
Su mano bajó por el increíble pelo casi blanco, estremeciéndose por la sensación de mechones sedosos entre sus dedos.
Se preguntó si se sentiría igual de bien envolviendo su verga mientras le chupaba.
No importaba realmente, pensaba averiguarlo muy pronto.
Agarró un puñado de ese pelo y tiró de su cabeza hacia atrás.
 - Eres mío, mascota - le gruñó al oído.
Sintió como el cuerpo entero del hombre temblaba contra el suyo.
Bajó su mano y le acarició el vientre, intentando calmarle; pero el hombre se resistió, gimiendo.
Stormy Glenn fragmento de Subasta de esclavos

miércoles, 24 de agosto de 2016

Impaciencia


El tiempo pasa y el Amo no regresa... pensará en mí?
Esclavo de la impaciencia encuentro en ella mi tortura.
 ayax{SG}

sábado, 20 de agosto de 2016

Pasando revista


El Amo no invade el cuerpo de su esclavo al hundirle la verga en la profundidad de su garganta, o de su culo.
El Amo visita su propio territorio, aquel que ya fue conquistado, le pasa revista.
Al esclavo esa visita lo beneficia, lo humedece y lo alimenta.
Esa visita lo fecunda.
Señor Germán

miércoles, 17 de agosto de 2016

Ahógame!

Cruel, juega con mi deseo, con mi ansiedad, con mi necesidad.
Ese cebo que se muestra y al mismo tiempo se niega me desespera.
¡Señor! ¿me harás llorar de desesperación?
¡Hundete en mi garganta, y ahógame!
ayax{SG}

lunes, 15 de agosto de 2016

Sujeta bolas

Con una percha para faldas que le pidas prestada a tu mujer, y una cuerda lo suficientemente larga, puedes improvisar un práctico sujeta bolas.
Se que es difícil no tentarse, pero contrólate a la hora de golpear a esos cojones servidos en bandeja.
No los desbarates a patadas; se sutil sin dejar de ser sádico.
Con la escuadra escolar de tu niño puedes jugar a la catapulta; o con las gomitas elásticas a la honda.
Al poco rato se pondrán de rojo oscuro, virando a un púrpura muy atractivo.
Ah! ya me olvidaba, rocíalas con un perfume o una bebida que tenga alta graduación alcohólica, y después me cuentas.
Señor Germán

viernes, 12 de agosto de 2016

Tengo un pene monstruoso

Tengo un pene monstruoso de 35 centímetros, y me resulta difícil encontrar a pasivos a los que se lo pueda meter, sobre todo porque yo soy activo violento e incansable al que le van los jovencitos pequeños y delgados.
Una vez que aprobé su aspecto, se desnudó, e hincó de rodillas ante mí y se tragó mi verga como el puto que siempre había sido.
Estaba notablemente delgado, y parecía más endeble lo cual lo hacía parecer aún más joven y su culo seguía tan bonito como siempre.
Mientras él estaba comiéndola, yo me incliné y le azoté las nalgas hasta que se pusieron calientes y rojas.
Después hice que colocara la espalda en el suelo, tiré de sus piernas hacia su cabeza y empecé a lamerle ese increíble agujero del culo.
No me di cuenta de lo mucho que lo había echado de menos.
Yo he estado con adolescentes del mundo entero y el culo de Stevie forma él solo una categoría aparte.
Su apariencia, su olor, su gusto lo hacen ser una de las maravillas del mundo.
Recomiendo hacerlo con las luces encendidas para que puedas estirar toda su elasticidad y ver todo lo que hay en sus hermosas y palpitantes tripas.
Chupé y lamí ese agujero hasta que la mandíbula empezó a dolerme y entonces a martillazos feroces me lo follé hasta que me corrí dos veces dentro de él.


Fragmento de "Chaperos" de Dennis Cooper

miércoles, 10 de agosto de 2016

Sueño su sangre

Ese corazón agitado late tan fuerte como para que escuche su llamado.
Ofrecido al sacrificio ruega ser devorado.
Ante tanta belleza y entrega no puedo ser indiferente.
Sueño el puñal y el golpe brutal al inclinarme para morder su pecho.
Sueño su grito de agonía cuando escucho su gruñido de dolor.
Sueño su sangre en el sabor de su sudor.
Señor Germán 




sábado, 6 de agosto de 2016

Me aprisiona y me rescata.

Me aprisiona y me rescata.
El que conduce mi vida me encadena, para poder rescatarme luego.
Y siempre me mantiene en vilo.
Cuando prisionero, deseando que me libere.
Cuando libre, deseando que me aprisione.
ayax{SG}

jueves, 4 de agosto de 2016

¡Esas marcas no son mías!

¡Esas marcas no son mías!
Voy a dejarte el culo tan morado que no habrá mancha que se destaque.
Con tus nalgas de puta en carne viva y llorando tu pena correrás a lo del machito que te marcó.
Le mostrarás como te gusta que te dejen el trasero.
Que aprenda hacerlo; porque cuando quieras que se repita tendrás que llamar a su puerta.
Señor Germán

miércoles, 3 de agosto de 2016

Alpha Male

El Alpha Male es el hombre que sin duda genera mayor atracción, muy por encima del resto.
En el plano de lo social es el miembro dominante de un grupo de hombres y el más deseado.
Posee una gran influencia sobre las actividades del grupo y tiene prioridad de elección cuando se trata de mantener relaciones sexuales, porque lo ha elegido así, y porque los demás lo esperan.
No hace falta decir que un Macho Alfa teniendo el sentido de la masculinidad tan elevado sólo se permite tener relaciones sexuales con personas de su mismo sexo.
Sabe exactamente lo que quiere y como conseguirlo.
En entornos de hombres guapos se siente confiado, a sabiendas de que no importa cuan masculinos puedan comportarse ellos, no pueden nunca ser más machos que Él.
Aunque sienta emociones, tiene auto control sobre si mismo.
Se centra en la propia experiencia, en lugar de buscar comprensión de los demás.
Es quien manda en la cama, eso queda claro antes de empezar, de hecho; pocas palabras o ninguna bastan.
Al igual que en el reino animal, muchas especies poseen un macho dominante que tiene relaciones sexuales con todas las hembras del grupo, esto es comparable al comportamiento del Macho Alfa, que tiene si lo desea relaciones sexuales con todos los hombres del grupo o ambiente en que se mueve.
Puede llegar a utilizar la fuerza –pero no la violencia- en sus relaciones sexuales, que en la mayoría de casos es provocada por el pasivo que necesita sentirse sometido por un alfa.
Revista GB

sábado, 30 de julio de 2016

Limpieza

Si me preguntan el mejor método para quitar la cera seca pegada en la piel del esclavo, no tengo dudas en responder: el látigo.
Seguramente que hay formas más rápidas de hacerlo, pero ninguna tan estimulante.
El cuerpo recién encerado tiene un plus de sensibilidad. que es oportuno aprovechar para sacudir con fuerza las cuerdas del látigo hasta dejar limpio el cuero de nuestro perro.
Señor Germán