sábado, 18 de marzo de 2017

Castidad


El esclavo debe sufrir períodos de castidad forzada.
Un esclavo caliente e insatisfecho es como un instrumento musical bien afinado listo para dar las mejores notas.
Señor Germán

viernes, 3 de marzo de 2017

Ayuda de las pequeñas máquinas

Pequeñas máquinas, juguetes de sexshop, productos del ingenio de los que compartiendo o conociendo nuestras necesidades crean y fabrican instrumentos útiles.
Al sentirnos plenamente dueños no es raro que tengamos el capricho de modificar las propiedades que nos pertenecen.
Me gustan las bolsas testiculares muy elásticas, y son pocos los machitos que se distinguen por tenerlas naturalmente.
Algunas maquinitas ideadas especialmente para desarrollar su estiramiento permiten modificar poco a poco y de manera muy efectiva el comportamiento de las bolsas.
Acepto la ayuda de estos instrumentos y recomiendo su uso.


Señor Germán

lunes, 20 de febrero de 2017

Cuasidesvirgue

Más de tres meses llevaba sin uso el ojete del putito pasivo.
Le ordené que se sujetara con fuerza porque este cuasidesvirgue iba a doler.
Solo un poco de saliva, mucho precum y la sangre que brotara de la piel herida oficiarían de lubricantes.
También me dolería, pero me la pondría más dura si eso era posible.
Era parte del precio a pagar por la vida regalada que le esperaba bajo mi protección; después de ser rescatado de sus miserias de callejón oscuro.
Chilló como cochino en faena, se le arrugó miserablemete el pito, hasta que muy poco antes de preñarlo, del pequeño cacahuete comenzó a brotar un manantial manso de lechita que le encharcó el ombligo y se derramó a sus costados.
Señor Germán
editó ayax{SG}

miércoles, 15 de febrero de 2017

A este le iba el sexo duro


Una anécdota de viaje.

Era joven y fuerte, lo llevé a mi cuarto de hotel después que me confesó que le iba el sexo duro.
Se dejó atar, pero... comenzó a lloriquear cuando le tiré sobre la planta del pie la ceniza caliente de mi cigarro.
Me molestó tanto, que sin tocarlo lo dejé toda la noche atado en el sofá y me fui a dormir.
Se dicen perros, quieren ser esclavos, y lo único que buscan es alguien que les rompa el culo.
Señor Germán

jueves, 9 de febrero de 2017

Manjar

No hay manjar que no requiera un esfuerzo.
Ya se trate de un fruto que florezca en sitios de difícil acceso,
ya se trate de un plato que demande una preparación ardua y un cuidado especial en la dosificación de sus ingredientes.


Si con paciencia expandes y dilatas los pezones de tu chico hasta que notes que se llenan de linfa y de sangre,
tendrás para disfrutar a punto de caramelo uno de los más sabrosos manjares.


Salado, jugoso y tierno para chupar y morder mientras escuchas sus gemidos de placer y sus quejidos de dolor.
Inevitable que no te la ponga dura, mojada y lista para penetrarlo.
Tendrás que controlar tu entusiasmo si es que no quieres consumirlos inmediatamente.
Es difícil frenar el deseo, pero si puedes limitarte a no destruirlos a mordiscos,
en unos días se repondrán y estarán listos para servirte nuevamente.
Cuanto más veces repitas, más se desarrollarán y mejores efectos conseguirás.
Señor Germán

sábado, 4 de febrero de 2017

Sus condecoraciones



Él baja a tierra todas las noches.
Cuando regresa, los bajos de su pantalón de tela azul, ancho y ocultando los pies, a pesar del reglamento, están manchados.
Quizá de esperma, a lo que hay que añadir el polvo de las calles que ha barrido con su bajo galoneado.
Nunca he visto a un marinero con un pantalón más sucio que el suyo.
Si le exigiera explicaciones, Él sonreiría echándose el gorro hacia atrás:

-Eso me lo han dejado los tipos que me hacen pajas.
-Mientras me la chupan se la menean sobre mi pantalón.
-Esas son sus descargas, la mancha de sus leches, solo eso.

Él se mostraría muy orgulloso de ello.
Lleva esas manchas con un impudor glorioso: son sus condecoraciones.
Jean Genet fragmento de Querelle de Brest

lunes, 30 de enero de 2017

Esas ancas


Las ancas sanas y fuertes de mi esclavo son para mí motivo de orgullo.
Con gusto las exhibiría a menudo si nuestros contemporáneos hubieran evolucionado más sabiamente.
Forman un culo sano y fuerte, favorecido no solo por la genética y los ejercicios, sino también por la disciplina que adoro aplicarle.
Rápidamente se recuperan de los azotes, ese tratamiento las endurece y las hace cada día más firmes.
En este momento están tonificadas por su loco afán de barrenar las olas, y la marca más violenta de la sombra de su bañador que comienza justo donde termina la espalda y aparece la caladura de las nalgas prolongándose hasta la mitad del muslo; es el estado ideal para marcarlas con una serie de golpes secos de vara.
Ya me escuece la palma derecha anticipándose al placer que tendrá al empuñar la caña.
Señor Germán

sábado, 14 de enero de 2017

Cerrado y cálido


Fresca y nueva como la mañana, su piel intacta está lista.
Cerrado y cálido como un horno donde se está cociendo el pan , su culo está pronto.
Quedaré satisfecho cuando vea las huellas de mi placentero trabajo en la piel marcada, en el ojete abierto y en las tripas encharcadas.
Señor Germán

miércoles, 11 de enero de 2017

Que hombre no es bujarrón


Mettimi un dito in cul, caro vecchione,
e pinge il cazzo dentro a poco a poco;
alza bien questa gamba a far buon gioco,
poi mena sensa far reputazione.
...
ch’uomo non è chi non è buggiarone.


Méteme el dedo en el culo, querido vejete,
y húndeme la verga dentro poco a poco;
 levántame bien esta pierna y hazme un buen juego,
después muévete sin compasión.
...
que hombre que es hombre no es bujarrón.

Pietro Aretino Italia 1492/1556

jueves, 5 de enero de 2017

Placeres nuevos


El placer debe formar parte de nuestra cultura.
Está en ella pero debe integrarse mejor. no de manera vergonzante.
Es muy interesante observar que, desde hace siglos, las personas en general han hablado siempre de deseo, pero evitan hacerlo de placer.
Así afirman: “Debemos liberar nuestro deseo”.
¡No! Debemos crear placeres nuevos, y entonces acaso surja el deseo y se engendren otros deseos...
Las prácticas sadomasoquistas demuestran que podemos producirnos placer a partir de objetos extraños, utilizando ciertas partes inusitadas de nuestro cuerpo, en situaciones o circunstancias poco habituales.
Consideremos la posibilidad de utilizar nuestro cuerpo como fuente posible de una pluralidad de placeres.
Michel Foucault

lunes, 26 de diciembre de 2016

Anónimo


Es ninguno siendo todos. Un cuerpo anónimo que representa la vigorosa belleza masculina.
Su existencia me incita a subyugarlo.
Sometiéndolo someteré a toda su especie.
Marcándolo dejaré firmada mi propiedad sobre el macho que encarna a todos los machos.
De mi mano conocerá el dolor y el placer, y me seguirá dócil a donde quiera que sea.
Olvidará quién era porque eso ya no tendrá importancia.
Solo le importará lo que de mi venga.
Señor Germán

viernes, 16 de diciembre de 2016

Ancas

Bello como una yegua...


...no, mucho más bello, bello como un potro que está dispuesto a sacrificar su condición de macho y ser yegua.
El deseo de tener a su Señor montándolo lo sacude con temblores.
Sabe que le espera la fusta y la espuela en sus ancas, el peso del Amo y la humedad caliente en la profundidad de las tripas.
Señor Germán

viernes, 2 de diciembre de 2016

Títere de guante


No recuerdo cuántos años tenía, eso sí era muy pequeño, y una hermana de mi madre para calmar mi molestia de tener que guardar cama por varios días me regaló un títere de guante.
Con mi manito de niño era difícil manejarlo hasta que adquirí un poco de maña para hacerlo.
En momentos de febrícula imaginaba personajes que obedecían mis órdenes así como me desobedecían cuando el títere se zafaba,  en ese caso recibían el castigo de unos azotes dados al guante.
Por un momento me he detenido a pensar en eso mientras me engraso la mano, tal vez ahora demasiado grande, con la que manipularé a este títere de carne y hueso, que con las ancas empinadas me permite el paso a su interior.
Señor Germán

jueves, 24 de noviembre de 2016

Todos los amaneceres, duro

Como todos los amaneceres te despiertas duro.
No importa si has descansado como un perro fiel a los pies de la cama de tu Amo.
No importa si te ha follado hasta dejarte el culo abierto y ardido.
No importa si la has pasado en vela entumecido por las ataduras y medio sofocado por la mordaza.
Siempre te amaneces duro.
Esa puta mente tuya no te deja descansar ni cuando duermes.
Siempre soñando, consciente como inconsciente en tu destino de siervo, en cuanto lo gozas y en cuanto me haces gozar.
Señor Germán

sábado, 19 de noviembre de 2016

Anillo de compromiso

Conozco un Amo que sella el compromiso de sus esclavos con estos anillos.
Acepta perros sumisos a prueba, a los que somete con disciplinas exigentes y sutiles torturas.
Aquellos que las superan y además tienen virtudes extraordinarias pasan a formar parte de su harem de esclavos.
Para este Dominante firmar contratos es una tontería, porque el compromiso del perro tiene que modificarlo físicamente.
Cree que es indispensable dejar la huella de la intervención del Amo en el cuerpo de su esclavo.
Adaptó entonces la costumbre occidental del anillo de compromiso, y perfora con uno grueso, sólido y perpetuo la verga del animal.
Es una buena idea, resulta atractivo llevarla a la práctica.
Señor Germán

domingo, 13 de noviembre de 2016

Cuero de potro

Un potro monta al potro.
Ambos cueros brillan, Uno de ellos con las marcas que le dejaron orgullos de macho resistiendo el quejido.
El otro, el del joven animal, además de brillante, inmaculado.
¡Qué tentación para el látigo!
Ese otro cuero que empuño, destrozado en tiras, ansioso de sudor y sangre...
Señor Germán

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Me pregunto

 Cierro los ojos.
Tratando de dominar mi agitación no puedo evitar un jadeo inaudible que me abre los labios y me seca la boca.
Mientras tanto me pregunto:
¿Me ayudará a soportar el dolor que busco el deseo que me está matando?
ayax{SG}

sábado, 5 de noviembre de 2016

Soy tu recipiente

Soy tu recipiente, vacíate en mí.
Estalla en mí, repítelo una y mil veces.
Busca tu alivio, tu descanso.
No pienses en mi desahogo, eso no importa.
Solo busca el tuyo, con eso me basta y sobra.
Quiero contener tu ira, tu lava, tus espasmos.
Descarga en mí tus impurezas hasta sentirte casto, limpio, nuevo.
 ayax{SG}

domingo, 30 de octubre de 2016

Patas largas

Me gustan los animales de patas largas.
Tanta es mi debilidad por ellos que no recuerdo haber escogido alguno que no las tuviera.
Cuando visten pantalones mi imaginación desnuda esas patas y se me llena la boca de saliva.
Saliva que correspondería que destine para humedecer sus ojetes.
Si son rebeldes podría atar sus brazos, envolverles el torso con una camisa de fuerza, pero siempre quiero dejar libres su patas.
Que las sacudan tratando de quitarme de encima mientras me introduzco causando el dolor lógico de la estrechez violada.
Que delicia trenzar mis piernas con esas patas sudadas al vaciarme victorioso.
Señor Germán

viernes, 28 de octubre de 2016

Las botas de cuero...


Las botas de  cuero negro ocupaban toda su visión...
Tenía que dominarse para no mirar a la cara al hombre que llevaba esas botas...
-No te moverás hasta que te diga. No levantarás la vista. No hablarás. Eres mi propiedad, mi objeto desnudo.-
-Si te mueves te castigaré con el látigo. No querrás eso esclavo.-
Controlándose agitó la cabeza afirmativamente, mientras su verga latió lujuriosamente.
Aunque todavía no pudiera entender, la sola idea del látigo le excitaba...
Se ponía más duro cuando usaba su culo después de levantar ribetes de fuego que dejaban marca por varios días.
Y más duro todavía cuando la boca caliente le besaba el dolor causado con el látigo, haciéndole olvidarse de la picadura para disolverse en puro placer...
Claire Thompson "Golden man"